Yamas y Niyamas

Yamas y Niyamas

Principios universales de la práctica de Yoga 

Yamas y Niyamas: Son los principios éticos

Yamas (Principios Universales. Códigos morales y sociales.)

1) Ahimsa: Abstención de dañar, ninguna sea su forma, ni con la acción ni con la, ni con el pensamiento.

2) Satya: Veracidad, tomando en cuenta el modo y el momento para expresarla y utilizando las palabras de manera benevolente y considerada.

3) Asteya: Abstención de tomar lo que no nos pertenece. El robo es el resultado de creer que nos falta algo, lo cual es contrario a la ley universal de la abundancia.

5) Bramacharya: Evitar excesos. Moderación sexual, conservación de la energía, abstinencia, celibato. Evitar los excesos sexuales, que suponen la forma más rápida de agotar las fuerzas vitales y desviar al yogui de su camino

4) Aparigraha: No acumular bienes materiales. Confianza en uno mismo, no atesorar, no codiciar, generosidad en espíritu y acción.

Niyama (Principios individuales. Limpiezas y Purificaciones)

1) Shauca: Mantener la limpieza y la pureza de la mente, del cuerpo y del ambiente. Nuestro entorno refleja e influye en nuestro interior. Hay que acentuar la limpieza y el orden en todo lo que nos rodea. Cuanto más consideremos nuestro entorno como un templo, más nos acercaremos a lo Divino. La higiene mental, se mantiene cultivando pensamientos nobles y altruistas, haciendo servicio social y ayudando a todos con lo mejor de nuestras capacidades.

2) Santosha: Mantener la serenidad mental y el contentamiento. Voluntad de aceptar lo que hay, lo cual conduce hacia la gratitud. Para lograr esto hay que recordar en todo momento que somos seres espirituales con una meta de vida trascendente; la realidad material cambia permanentemente, pero nuestra mente debe permanecer fija y estable, observando siempre la meta espiritual, como un faro en medio de una tormenta.

3) Tapas: Autodisciplina. Hay muchas formas de ayudar y de hacer servicio, pero este servicio es específicamente el realizado con verdadero esfuerzo y entrega de uno mismo. Esto tiene un fuerte efecto positivo en nuestra mente, por eso se lo considera una práctica interna y personal, más allá del efecto externo constructivo que tenga nuestro servicio.

4) Svadhyaya: Estudio y comprensión de textos escrituras sagradas / espirituales. Es el esfuerzo por comprender profundamente los temas relacionados con nuestro desarrollo espiritual.

5) Ishvara Pranidhana: Entrega. Renuncia a los frutos de nuestras acciones. No es la acción lo que cuenta, sino la intención que se esconde detrás. Encontrar la forma de hacer que las acciones surjan del amor auténtico y ofrecerlas a lo Divino. Esto conduce a la liberación ante el apego y las ilusiones de éxito y fracaso. Es establecerse en una ideación Cósmica y tomar al Ser Supremo como único ideal y meta de nuestra vida. El destino final de nuestra existencia es fundirnos con el Absoluto, volver a nuestro verdadero origen.

Heidi Kuklin

facebookgoogle_pluslinkedinby feather

Leave a Reply

Your email address will not be published.